Karla Puckett: El Poder Femenino del Éxito

Karla Puckett comparte con nosotros como una mujer tiene dos lados, el lado de luz en donde se siente invencible, empoderada, audaz, ELLA MISMA…

 

y como también hay un lado oscuro, que nos llena de culpas, de baja energía, baja autoestima, inseguridades, es la niebla que nos dirige a un camino confuso y sin identidad.

 

hay una frase que dice:

“Se necesita tristeza para conocer la felicidad, ruido para apreciar el silencio, y ausencia para valorar la presencia.”

 

Karla vivió en carne propia la oscuridad como madre, mujer, como ser humano, es por eso que sabe como es, como se siente, como se respira en ese mundo.

 

En la vida no solo tenemos boletos de ida, también hay boletos de regreso, y como buena aventurera Karla descubrió como salir de ese mundo oscuro y dirigirse al mundo de luz, en donde ahora goza con sus 2 pequeños hijos, siendo madre, esposa, mujer, amiga, ELLA MISMA.

 

Acompáñanos en esta entrevista para descubrir juntos como fue posible.

 

¡Comencemos!

 

Tatiana: Hola Karla, para los que recién te conocen cuéntanos un poco sobre ti: ¿Porqué hacer lo que haces?

 

Karla: Hace años tuve la oportunidad de trabajar con mujeres árabes, y desde entonces sentí un “llamado” a ayudar mujeres a ser más libres emocionalmente, espiritualmente y físicamente, a amarse más y a vivir vidas más plenas.

 

No tenía ni idea de cómo, dónde ni con quién, ni a través de qué, pero desde entonces supe que era algo que quería hacer.

 

Al convertirme en mamá me di cuenta de un gran problema: Muchísimas mamás se pierden a sí mismas tratando de ser la mamá perfecta, la esposa perfecta y la empresaria perfecta…

 

al final se olvidan de quienes son realmente y se encuentran frustradas, cansadas y sintiéndose vacías, dan tanto a todos menos a ellas.

 

Por otro lado, a la hora de trabajar cargan con un montón de culpas (podría estar con mis niños, hay otras cosas que tengo que hacer, etc.)

 

y además, cuando sienten que por fin llegó el momento para concentrarse totalmente en el negocio vienen a su mente muchas ideas al mismo tiempo y en ninguna se enfocan al cien, entre tanta cosa pierden productividad y vuelve la culpa…

 

Entonces supe que yo podía hacer algo para ayudarlas porque yo he pasado por muchas de esas cosas.

 

Y ese fue el comienzo de lo que ahora hago.

 

Tatiana: ¿Cual es tu arte, lo que puedes hacer mejor que cualquiera en el mercado?

 

Karla: Me encanta utilizar la palabra arte para lo que hago porque es así exactamente como lo veo.

 

Ayudo a las mamás empresarias a amarse primero, a regresar a la inspiración y a retomar su poder femenino para trabajar con más enfoque, haciéndose súper productivas y con una mentalidad de #ceroexcusas aún en medio de horarios totalmente locos y el caos diario de ser mamá + empresaria (coaches, profesionales independientes, consultoras y networkers pro).

 

Me gusta simplificar las cosas y agregar mi propio sabor, hacer todo el tema de productividad y automatización algo divertido y hasta adictivo. Creo combos de mentalidad + productividad + automatización + inspiración con un toque de felicidad, y es lo que yo llamo, Productividad Inspirada™

 

Tatiana: ¡Me gusta eso! ya que sin motivación no hay acción. ¿Cual es la transformación especial que tu ofreces a tus clientes con tu trabajo?

 

Karla: Es una transformación integral.

 

Al enfocarse en trabajar en sí mismas primero e ir conociéndose más, dándose el tiempo para disfrutar del camino y no solo obsesionarse con la meta, van teniendo cambios en todas las áreas de su vida.

 

Al trabajar en cambiar hábitos, bajarle a las quejas y subirle al amor propio, regresar al enfoque en las prioridades y darse descansos cuando para muchas eso era imposible, los resultados se van viendo en sus negocios alcanzando sus metas porque se enfocan en las tareas más importantes, en sanar su relación con ellas mismas, en que ya pueden decir no a lo que les quita y sí a lo que les da más vida, más dinero, más felicidad, y viven más felices, plenas y libres.

 

Tatiana: ¿Cual es el secreto del éxito para ti?

 

Karla: Amarte. Es la base de todo.

 

Si te digo que el secreto es no rendirte, que por supuesto es parte, tienes que regresar a primero amarte, es más fácil ser persistente y no tirar la toalla cuando te amas y sabes lo que quieres.

 

Si te digo que el secreto es tener un mentor, que es verdad, es súper importante, todavía tienes que regresar a amarte para invertir en ese mentor.

 

Y por supuesto, si me enfocara en la acción, es más fácil tomar las acciones correctas cuando estás totalmente alineada contigo y te amas primero.

 

Así que es amarte y después no te rindas, si te caes levántate. Busca a alguien que te guíe a donde quieres llegar. Y toma acción inspirada, masiva e imperfecta cada día, no esperes a que las cosas sean perfectas porque nunca lo serán.

 

Tatiana: Qué tropiezos diste al comenzar: ¿Cuales son los errores que tu cometiste y que aprendiste de ellos?

 

Karla: Vivía y actuaba partiendo de la desesperación, así como si cada día fuera mi último día de vida y tuviera que generar mi primer mes de 5 mil dólares desde el inicio.

 

Esa desesperación me llevó a ver cada webinar y recurso gratuito, a comprar todo tipo de programas y productos y muchos de ellos totalmente innecesarios, y a perder miles de dólares (que no tenía) queriendo probarlo todo de una vez para llegar más rápido.

Ahora siempre aconsejo que sigan a alguien con quien conecten y que tenga los resultados que desean o el estilo de trabajo o lo que admiren de esa persona, y vayan con todo y por todo.

 

Siempre será más barato pagar el programa más caro de un mentor, a perder un montón de tiempo y dinero queriendo aprender un poco de aquí y otro poco de allá.

 

Necesitas un rompecabezas completo, no piezas de 10 rompecabezas diferentes.

 

Tatiana: Gracias Karla por compartir con nosotros tu experiencia: ¿Cómo puede mi audiencia conocer más de ti y tu trabajo?

 

Karla: Pueden ir a:

 

Además Tatiana, tengo un regalo especial para tus seguidores, es:

You may also like

Leave a comment